Ballena Blanca – Revista de medio ambiente y economía
Blog

Una forma de volar más justa

Todos sabemos que volar es malo para el medio ambiente y uno de los principales causantes del cambio climático. Más aún, se espera que la demanda de vuelos se duplique durante las próximas décadas, empeorando el problema.

Pero la mayoría de nosotros no sabe que el grueso de vuelos los toma una parte muy pequeña y muy rica de la población. Se estima que el 15% de la población coge el 70% del total de vuelos. En 2013, el 57% no tomó ninguno, pues aquellos que viajan en avión son significativamente más ricos. Un ejemplo: el salario medio de la gente que viajó por ocio en el aeropuerto de Edimburgo en 2013 era más del doble que el sueldo medio de Escocia.

¿Por qué permitiríamos a unos pocos ricos aprovecharse de un entorno global que nos pertenece a todos? ¿Por qué deberíamos alimentar esos vuelos con impuestos a los carburantes y exenciones de IVA, como sucede en Reino Unido? Es un contraste chocante respecto a los países de ingresos bajos que sufren los peores efectos del cambio climático.

La solución justa es obvia: los que viajan más deberían pagar más.

La mayoría no debería tener que subvencionar las millas aéreas que van con el estilo de vida de la élite. Por ello nos hemos unido a la campaña ‘Fellow Travellers’ (Compañeros Viajeros) para proponer que se cambie el actual sistema de Impuesto a los Pasajeros Aéreos (Air Passenger Duty), que recauda la misma cantidad con independencia de la frecuencia con la que se viaja, por otro de Recaudación de Viajero Frecuente. Este sistema no supondría ningún cobro en el primer vuelo de ida y vuelta que una persona toma cada año, sino que se incrementaría progresivamente a medida que se cogen más aviones.

Con esta medida podemos ayudar a limitar el impacto ambiental de la aviación de forma justa y sin penalizar a la mayoría por lo que hace la élite. Podemos tener un futuro en el que volar no esté reservado a los ricos y no tenemos por qué seguir construyendo pistas de aterrizaje para que se beneficien solo unos pocos. Pero para hacerlo necesitamos reparar la injusticia de nuestro sistema impositivo.

Nuestro informe ‘Managing aviation passenger demand with a Frequent Flyer Levy’ (Gestión de la demanda aérea con un sistema de Recaudación de Viajero Frecuente), forma parte del proyecto recientemente creado ‘Fellow Travellers’ (Compañeros Viajeros). Juntos defendemos que se sustituya el actual sistema discriminatorio por uno más justo. Mostramos cómo esto reduciría el impacto ambiental de los vuelos y redistribuiría los vuelos de los ricos entre todos. Hay un camino más justo. Hagamos que sea posible.

boton_apoyanos

Relacionado

Deja un comentario

5 × 5 =

* Con el uso de este formulario, usted acepta nuestra política de privacidad y tratamiento de datos.